17 abril 1936

LA REACCIÓN OBRERA SUPERA A LOS PARTIDOS DE IZQUIERDA

Madrid ha ido a la huelga general. Los sucesos de ayer han tenido como respuesta que un paro, convocado exclusivamente por la Confederación Nacional del Trabajo, haya sido secundado por toda la clase obrera. La Casa del Pueblo, la UGT y los partidos Socialista y Comunista buscaron, en un principio, evitarlo. El diputado socialista y dirigente de la Agrupación madrileña, señor Álvarez del Vayo, mantuvo conversaciones durante la madrugada con los representantes de la CNT para impedir que la convocatoria siguiera adelante, sin ningún resultado.[1]

Ir al libro